Aprovechamiento2019-02-12T13:59:49+02:00

¿Cómo es el desarrollo de una mina?

Si los resultados de la exploración son positivos y la empresa decide continuar con el proyecto minero, se inicia la etapa de desarrollo de la mina. Durante esta etapa la empresa evalúa si es posible explotar el yacimiento y si generará beneficios. Posteriormente realiza todo lo necesario para iniciar las actividades de operación, como por ejemplo construir las instalaciones, obtener los permisos y los estudios ambientales. El proceso de desarrollo de una mina puede durar varios años debido a la densa legislación española.

¿Cuáles son las principales actividades de la etapa de desarrollo?

Realizar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA)

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) sirve para conocer las características de la población, la fauna, la flora, el terreno, el aire, el agua, el paisaje y el patrimonio cultural antes de iniciar el proyecto. En este extenso y detallado documento legal que debe presentar la empresa, se describen los posibles efectos que podría tener la mina y presenta planes para evitar los efectos o impactos negativos, y para aumentar los beneficios o impactos positivos.

El EIA se presenta, en Galicia, a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda. El proyecto minero y el EIA se someten a un periodo de información pública en el que se consulta a otras administraciones públicas y se recogen las opiniones de partes interesadas antes de tomar una decisión definitiva. Este trámite se puede demorar varios años en el caso de España.

El proyecto minero recoge, de manera obligatoria y previa, un plan de restauración medioambiental del espacio, así como un proyecto de abandono definitivo en el que se definen las medidas de seguridad necesarias para el cierre de la mina una vez acabada la fase de extracción. Para ambos, la empresa debe establecer unas garantías financieras antes y durante todo el ciclo de explotación.

Obtener permisos

Toda empresa minera debe solicitar y obtener de las administraciones públicas una larga serie de permisos para desarrollar y luego operar una mina. Por ejemplo, para usar el agua que se necesita en la mina, para utilizar explosivos, para la gestión de residuos…

Lograr acuerdos para el uso de las tierras

La concesión minera no le da a una empresa derechos de propiedad sobre el terreno superficial. Por eso, deberá negociar con los propietarios la compra, el alquiler de los terrenos o las servidumbres de ocupación que se requieren para construir la mina.

Construir la mina

Si la empresa decide continuar con el proyecto, se inicia la construcción de las instalaciones. Esto incluye preparar y limpiar el terreno, mover tierras, construir naves y oficinas, plantas de tratamiento de aguas, habilitar carreteras y caminos de acceso, instalar las plantas de procesamiento, líneas eléctricas, equipos de control y de protección ambiental, entre otras.

¿Qué efectos ambientales y sociales puede producir el desarrollo de una mina?

El desarrollo de una mina producirá algunos cambios en el ambiente y en las actividades de la comunidad. Estos cambios o efectos se conocen como impactos y pueden ser positivos o negativos. El desarrollo de una mina puede beneficiar a las comarcas en las que se instale con oportunidades de trabajo y el desarrollo de negocios locales.

¿Cómo puede participar la ciudadanía en el desarrollo de una mina?

Durante esta etapa, la participación y el aporte de los ciudadanos es muy importante. Es el momento para que la población conozca el proyecto y dé a la empresa sus sugerencias y opiniones.

En la etapa de desarrollo de la mina las ciudadanía puede participar:

  • Asistiendo a las actividades informativas que la empresa debe organizar.
  • Revisando el Estudio de Impacto Ambiental o su resumen ejecutivo, que se encuentra a disposición pública.
  • Participando en el periodo de información pública y presentando sus observaciones o sugerencias.

Para aprovechar mejor las oportunidades de participación, los ciudadanos pueden:

  • Informarse sobre las necesidades de mano de obra y servicios de la empresa e identificar las habilidades de las personas interesadas en trabajar en la mina.
  • Pensar qué tipo de negocios locales puede necesitar la mina.
  • Establecer los canales y las formas de comunicación con la empresa.

¿Qué oportunidades de empleo y negocios se generan durante el desarrollo de una mina?

Durante el desarrollo de una mina las oportunidades de empleo y los negocios locales aumentan. La fase de construcción de la mina es la parte en la que se requiere mayor cantidad de mano de obra y servicios.

Los ayuntamientos promueven que las empresas contraten trabajadores locales y las empresas saben que contratar en la zona es beneficioso para todos.

Los puestos de trabajo más comunes durante esta etapa son: obreros, expertos en explosivos (artilleros), mecánicos, soldadores, carpinteros, geólogos, ingenieros, supervisores, personal de seguridad, personal de administración, conductores, operadores de maquinaria pesada, entre otros.

Las oportunidades de negocio para empresas y emprendedores locales durante el desarrollo de una mina incluyen: servicios de alimentación y limpieza, servicios de construcción (obra civil), servicios de reciclaje, venta de suministros, combustible, transporte o seguridad.

¿Qué es la fase de aprovechamiento de una mina?

Una vez obtenidos todos los permisos y realizados todos los trabajos para poder operar, se inicia la fase de aprovechamiento del mineral contenido en un yacimiento.

Esta fase puede durar décadas, interrumpirse por circunstancias del mercado (cambios en la demanda del mineral) y reanudarse más adelante.

Las operaciones mineras pueden ser subterráneas (galerías), cuando el mineral se encuentra a mucha profundidad, o a cielo abierto, si el yacimiento se encuentra cerca de la superficie o es muy grande. Actualmente, la gran mayoría de las minas de Galicia son canteras y minas a cielo abierto.

Las principales áreas de trabajo en una operación minera son:

1. Extracción

Aunque existen diferentes métodos de extracción, todos incluyen maquinaria pesada que arranca el mineral de la tierra, pudiendo ser necesario el uso de explosivos de manera muy controlada. El producto minero se transporta hacia plantas de procesamiento.

2.Procesamiento

El mineral obtenido de la tierra empieza un proceso industrial que lo transformará en un producto útil para el mercado.

  • Cortado. En el caso de la pizarra y el granito de Galicia, se extraen grandes bloques, por lo que las industrias mineras lo cortan y lo pulen antes de su comercialización.
  • Machacado. Para convertirse en áridos aprovechables, las rocas de las canteras pueden ser trituradas y cribadas para conseguir distintos grosores.
  • Concentrado. En el caso de los caolines, el cuarzo y los metales, el producto extraído de una mina no se puede comercializar directamente porque está mezclado con otro material sin valor y contiene impurezas. Es necesario procesarlo para obtener el concentrado o mineral de alta ley, que es un producto que ya se puede vender.

3. Almacenamiento de estériles

Una mina puede llegar a generar una gran cantidad de desechos. Las rocas sin valor extraídas junto a los minerales útiles se almacenan en áreas llamadas escombreras de estériles. Además, en la fase de procesamiento se generan otros estériles que se almacenan en depósitos o balsas. Estas zonas son protegidas con materiales especiales y que cumplen con todos los requisitos técnicos para evitar la contaminación del agua y de los ecosistemas.

¿Qué efectos ambientales y sociales pueden producirse en la fase operativa de una mina?

En las proximidades de las minas y canteras de Galicia se pueden llegar a producir impactos negativos que deben ser mitigados por las empresas mineras responsables tales como polvo en suspensión por el tránsito de vehículos, vibraciones por explosiones o impactos visuales al tratarse de minas a cielo abierto o canteras. Las administraciones minera y medioambiental gallegas son muy estrictas con el cumplimiento de la normativa legal española.

Las comarcas mineras cuentan con mayores rentas per cápita gracias a la estabilidad y calidad de los empleos mineros. Ello supone mejores salarios y pensiones, lo que redunda en mayor población, mejores servicios (sanidad, educación e infraestructuras). La implantación de una mina en una comarca genera un aumento de la calidad de vida de su población.