El potencial de la geotermia en Ourense

2021-01-15T14:18:57+01:0030/11/2020|

La energía geotérmica es calor que emana de la Tierra, por lo que se trata de una fuente de energía renovable. Sin embargo, el calor del núcleo del planeta solo puede ser considerado un recurso geotérmico si puede ser aprovechado por el hombre en condiciones técnicas y económicas. Es decir, tan solo se considera como recurso geotérmico aquella fracción de calor del globo que se pueda aprovechar según las técnicas disponibles y las condiciones económicas adecuadas.

minaria-sostible-termica

Cuando se dan las circunstancias adecuadas para que unos materiales permeables llenos de agua intercepten el flujo de calor desde el interior del globo, y a su vez estos materiales se encuentren suficientemente sellados en su parte inferior y superior por materiales impermeables, se dan las condiciones favorables para la existencia de un yacimiento geotérmico.

Según el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), las condiciones clásicas para la existencia de un yacimiento geotérmico son la presencia de un foco de calor activo, un material permeable con su base impermeable (el almacén geotérmico) por el que circula un fluido (agua en forma líquida o vapor) y un sello que impida (o al menos limite) el escape del fluido. Se conoce así como yacimiento geotérmico el espacio de la corteza terrestre en el que se localizan materiales permeables que albergan un recurso geotérmico susceptible de ser aprovechado por el hombre.

¿Qué es la geotermia?

Los recursos geotérmicos convencionales se clasifican de acuerdo con los niveles energéticos de los recursos que albergan, es decir, de los fluidos en ellos contenidos. Por lo tanto se pueden clasificar en:

  • Yacimientos de alta entalpía. En ellos se encuentran fluidos (generalmente agua) a muy alta presión y temperatura (superior al menos a los 150°C). Las características termodinámicas del fluido permiten su aprovechamiento para producción de electricidad mediante turbinas. Esta manera de explotar la energía del subsuelo se suele realizar en zonas volcánicas y de fallas tectónicas, como en la costa Oeste de EE.UU, Islandia, Italia, Filipinas o Indonesia.
  • Yacimientos de media entalpía. En los que los fluidos se encuentran a temperaturas situadas entre los 100°C y los 150°C, lo que permite su uso para producción de electricidad mediante ciclos binarios. Tienen la particularidad de que en ellas el fluido del subsuelo nunca entra en contacto con las turbinas. Las plantas de ciclo binario son las más extendidas en todo el planeta. Estados Unidos, Japón, Alemania, Islandia y Nueva Zelanda, entre otros, son algunos de los países que cuentan con centrales de ciclo binario.
  • Yacimientos de baja entalpía. En ellos la temperatura del fluido subterráneo es inferior a 100°C. Su aplicación son los usos directos del calor del agua en forma de circuitos de calefacción, procesos industriales (agua técnica) y usos en balneoterapia. En España hay instalaciones de este tipo en complejos hoteleros que aprovechan el calor volcánico de Canarias.
  • Muy baja entalpía. A pesar de que se suele relacionar la geotérmia con la existencia de agua subterránea, existe la posibilidad de obtener energía inyectando agua superficial a baja profundidad para inercambiar la temperatura directamente con la tierra. A partir de unos de diez metros de profundidad, la temperatura de los terrenos se mantiene prácticamente estable las 24 horas del día y durante todo el año, por lo que se puede usar para climatizar. Se realiza en profundidades en general de metros o decenas de metros y que raramente superan los 250 metros, sin ser necesarias unas condiciones geológicas especiales.

A pesar de que el desarrollo particular de proyectos de muy baja entalpía es un hecho en viviendas unifamiliares y edificios medianos, España no tiene prácticamente desarrollo en las demás. Sin embargo, sí es un territorio con varios puntos potenciales para la explotación geotérmica sobre todo de media y baja entalpía.

El potencial de la geotermia en Ourense minaria-sostible-as-burgas-ourense-00

Según el IGME, Galicia, y en concreto la ciudad de Ourense y su entorno, disponen de importantes recursos geotérmicos. “Existen manifestaciones termales en Galicia de baja temperatura, entre 50°C y 90°C, a profundidades entre 500 y 1.500 metros para aplicaciones de usos térmicos y predicen la presencia de recursos de media temperatura, entre 110°C y 130°C, a profundidades mayores de 1.500 y 2.000 metros, susceptibles de uso para generación de electricidad”. La ciudad de As Burgas está considerada como la segunda urbe de Europa con la mayor reserva de agua termal.

La ciudad de Ourense cuenta con potencial geotérmico que está claramente refrendado por la existencia de surgencias termales que superan los 60° C. Estas capacidades ya se explotan en numerosas instalaciones de balnearios y termas al aire libre. Pero queriendo llegar un poco más lejos, en los últimos años son varias las iniciativas para usar este recurso natural para calentar y enfriar edificios, naves y viviendas de la ciudad.

  • El proyecto del EcoBarrio de A Ponte, que impulsa la Xunta en colaboración con el Concello de Ourense y ADIF, realizó en 2019 los estudios requeridos para una posterior instalación de la red de district heating, que abastecerá de calefacción y agua caliente sanitaria a 35 edificios públicos y privados del barrio de A Ponte a través de energía geotérmica.
  • El aprovechamiento del yacimiento de baja entalpía del subsuelo de Ourense también es objeto del proyecto europeo GeoAtlantic, financiado por el Programa INTERREG Espacio Atlántico que lidera el Concello junto a una docena de socios de otros cinco países (Francia, Irlanda, Portugal, España y Reino Unido). GeoAtlantic tiene como objetivo general promover el uso de la energía geotérmica por medio del desarrollo conjunto de herramientas y metodologías que permitan crear las condiciones necesarias, para la favorecer la transición energética en el Espacio Atlántico a través de la puesta en marcha de ecosistemas locales favorables, para el impulso de los recursos geotérmicos locales
  • El Campus de Ourense de la Universidade de Vigo contará con un sistema de calefacción y refrigeración en base a la energía geotérmica y aerotérmica que se encuentra en el subsuelo de la ciudad. El proyecto cuenta con la colaboración del INEGA para instaurar un sistema novedoso de eficiencia energética, ya que supone un ahorro de más de 700.000 kW por horas anuales y una reducción de 223 toneladas anuales de dióxido de carbono. Este proyecto estará finalizado en marzo de 2021 tras la perforación de 40 pozos de 125 metros cada uno por parte de la empresa Prase Servicios y Obras S.A. y supondrá un referente sostenible en Galicia.

Junto a estos proyectos que cuentan con impulso público, la ciudad cuenta con iniciativas privadas en proyectos de geotermia en edificios de viviendas y un hotel de nueva construcción. Apostar por la energía geotérmica puede conllevar costes elevados en su fase inicial, pero a medio y largo plazo el ahorro es más que evidente.