10 falsos mitos sobre la minería de Galicia

2019-02-13T14:43:08+02:0011/02/2019|

Las afirmaciones de que la minería es perjudicial para el medioambiente, que es peligrosa y contaminante no se mantienen en pie ante los datos reales. Minaría Sostible de Galicia te trae un listado de falsos mitos y post verdades sobre la minería de Galicia que se desmontan examinando estadísticas e informes oficiales, la legislación vigente y estudios de organizaciones internacionales.

1- “La minería provocará una catástrofe” – Falso

El Plan de Emergencias de la Xunta realiza un mapa de riesgos de catástrofe en Galicia y no ha señalado ninguno específicamente minero entre las docenas que identifica. Esto indica que entre las posibles causas de un incidente grave para el medioambiente y la población no se encuentra ninguna actividad extractiva. La realidad es que en Galicia no se ha producido ningún accidente minero de relevancia en toda la historia, pero sí incendios forestales y mareas negras.

Los desbordamientos puntuales de agua en balsas de estériles de explotaciones han sido mínimos, han sido resueltos por la administración minera o por las empresas responsables con transparencia y rigor. Los depósitos de aguas y de lodos de las minas de Galicia están muy controlados y vigilados para evitar accidentes medioambientales. La estricta legislación de la Unión Europea y la monitorización por parte de las administraciones no permite ninguna licencia a los titulares de las mismas.

2- “La minería contamina el aire” – Falso

La actividad minera tiene un impacto muy reducido en la emisión de gases de efecto invernadero. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, elaborados por la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta, la minería sólo genera el 0,3% de los gases contaminantes de Galicia. Muy por detrás de actividades como la generación de energía (41%), el transporte (20%), hogares y comercio (11%) y la agricultura y ganadería (12%). En Galicia no hay minería de carbón desde 2007, por lo que ni siquiera los productos mineros gallegos se emplean para producir energía.

3- “La minería contamina el agua” – Falso

La principal causa de contaminación de las aguas son las actividades ganaderas, en concreto los vertidos de purines y los desechos provenientes de estas actividades, dato refrendado a nivel mundial por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura.

En el caso de nuestra comunidad, según los datos de Aguas de Galicia, encargada de vigilar la franja costera de Galicia (ríos y mar), el principal causante de los vertidos contaminantes son las administraciones públicas por su gestión de las aguas residuales, seguidos por la industria.

Según datos de 2017 de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, encargada de la vigilancia de las aguas del resto de la superficie de Galicia, el principal motivo de sanciones por vertidos son las aguas residuales (domésticas e industriales), seguidos por las obras (públicas y privadas).

4- “La megaminería amenaza Galicia” – Falso

Calificar la minería de Galicia como megaminería, es erróneo, cuando la realidad ni se aproxima al concepto. Las antiguas minas a cielo abierto de As Pontes (9 km2) y la de Meirama (3 km2), que están ya rehabilitadas, son de una escala pequeña si se comparan con otras. El proyecto de Touro, el mayor en estudio, ocuparía sólo 0,69 km2. En países altamente industrializados y desarrollados como Alemania hay minas de 48 km2; en Canadá, de 42 km2 y en EE.UU, de 40 km2.

En otros países en vías de desarrollo como Rusia, Indonesia y Chile hay explotaciones que cubren hasta 100 km2 de superficie. La estructura de la propiedad del rural y la morfología del terreno no permiten megaminería en Galicia.

5- “La minería emite químicos nocivos” – Falso

Las principales actividades de la minería en Galicia se limitan únicamente a arrancar un material natural de la tierra y a emplearlo sólo con transformaciones mecánicas (machaqueo, separación, cortado, pulido…). Por ello, los residuos de la mayoría de las industrias extractivas de Galicia (pizarra, granito y áridos) son considerados inertes según la legislación española. Estos residuos no sufren “ninguna desintegración o disolución importante ni ningún otro cambio significativo susceptible de provocar efectos ambientales negativos o de dañar la salud humana”. La minería metálica, que emplea químicos potencialmente peligrosos bajo un estricto control ambiental y de seguridad, ha sido casi inexistente en Galicia en los últimos 40 años.

6- “La minería no está controlada” – Falso

España es el país de la UE en el que mayor presión legal existe sobre la minería. Puesto que hay 6 normas específicamente mineras que se complementan con 49 sobre el uso y planeamiento del suelo; otras 24 sobre medio ambiente; 21 más sobre patrimonio histórico; 4 sobre aguas, y otras 8 sobre distintos asuntos desagregados. En total, 112 leyes. Además, las actividades mineras en España deben rendir cuentas ante 103 administraciones distintas.

Países de nuestro entorno como Francia, con 69 leyes; Portugal, con 25; Alemania, con 46; o Reino Unido, con 69, tienen entornos normativos mucho menos complejos e igual de exigentes.

7- “La minería perjudica al medioambiente” – Falso

La legislación española exige que las superficies afectadas por operaciones mineras sean objeto de Declaración de Impacto Ambiental previo a la apertura de las mismas. Incluso es necesario un permiso ambiental para realizar las investigaciones. La exigencia de la administración es severa y son muchos los proyectos mineros que deben ser modificados de forma sustancial para cumplirla. Además, para garantizar económicamente la restauración de los espacios mineros una vez acabado el ciclo extractivo, las empresas deben depositar importantes avales ante las administraciones públicas.

8- “Las corporaciones extranjeras están expoliando Galicia” – Falso

Según datos de las estadísticas mineras públicas de la Cámara Mineria Oficial de Galicia y del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las empresas mineras que operan en Galicia son de capital gallego. El 97% de los titulares de derechos mineros son pymes. El 95% de ellas tienen sede en Galicia y el 88% de los derechos mineros de explotación están concedidos a pymes. La minería de Galicia es un sector de pymes y de familias, con largos historiales de generaciones dedicadas a las explotaciones. No es un sector de empresas extranjeras.

9- “El trabajo minero es peligroso” – Falso

La legislación española sobre seguridad laboral en minas es garantista y por ello, los índices de accidentes laborales en minas y canteras de Galicia están muy por debajo de los de otras actividades comparables. Según datos del Instituto de Seguridade e Saúde Laboral de Galicia, el índice de siniestralidad de actividades comparables como construcción, industria y pesca, es superior al minero. Sin duda, el esfuerzo de empresarios y sindicatos en formación en prevención de riesgos laborales para el puesto de trabajo de operario minero es un hecho determinante en esta estadística.

10- “La minería es una actividad especulativa” – Falso

La minería de Galicia fomenta una economía anti-especulativa y sostenible en el tiempo. Las concesiones mineras duran décadas (algunas se iniciaron hace más de un siglo) y las inversiones que son necesarias para ponerlas en marcha tienen unas amortizaciones muy largas. Por ello, las empresas mineras tienen un arraigo muy grande con sus territorios, porque tienen una planificación conservadora, al contrario que otras actividades especulativas. La actividad minera de Galicia es confiable, de largo plazo y con empresarios serios.

La mayoría de los ataques que se producen a la minería de Galicia provienen de sectores con intereses opuestos, no desinteresados, que manejan afirmaciones carentes de base real e informes tendenciosos. La minería, como cualquier otra actividad humana, genera un impacto en el territorio, pero sin duda que el rigor y la vigilancia constante de los profesionales, de las empresas y de las administraciones lo mantiene en el mínimo.