8 esculturas hechas con granito de Galicia

2020-05-26T12:57:03+02:0026/05/2020|

Si le preguntas a cualquier turista por qué deberías visitar Galicia, probablemente enumeraría factores como la gastronomía, los paisajes o la oferta cultural. Y es verdad, es famosa por todo eso, pero ¿a qué no sabías que también somos famosos por nuestro granito?

Una de las grandes señas de identidad de la industria gallega es, efectivamente, el granito. La historia de este sector está plagada de hitos que marcan el largo camino que han situado a esta piedra como uno de los materiales de construcción utilizados por los edificios más emblemáticos de los cinco continentes.

En volumen, la industria gallega es la segunda más importante de Europa (después de Italia) y la quinta del mundo. Compite con grandes países como India, China o Brasil, y solo en Vigo este sector representa el 15% del total de mercancías que mueve en Puerto en volumen, con medio millón de toneladas al año y más de 15.000 contenedores con destino a los principales mercados.

Galicia dispone de una materia prima de calidad reconocida internacionalmente. En O Porriño se encuentra la cantera de granito más grande del mundo, la del empresario David Fernández, de la que cada año se extraen más de un millón de bloques. ¿Quieres ver lo que se hace con ellos? A continuación te presentamos una selección de 8 esculturas hechas con granito de Galicia.

Globo terráqueo en Frankfurt

globo-terraqueo

La empresa Granilouro (Granitos del Louro), con la ayuda del artesano Paco Candán, esculpió un globo terráqueo de 1,5 metros de diámetro y 5.700 kilogramos de peso para decorar una plaza de la ciudad alemana de Frankfurt.

Para esta obra, la empresa optó por un bloque de granito Negro Angola fresado y pulido hasta alcanzar el tono más oscuro posible de la piedra. La esfera final, de 1,5 metros de diámetro y con un peso de 5,7 toneladas, es una obra de arte detallada que corona una céntrica plaza de Frankfurt, en Alemania.

Otras obras notables de Granilouro son un bloque escultórico para la Escuela Europea de Estrasburgo o para la plaza del Ayuntamiento de Hannover. Estos proyectos demuestran la calidad de las graniteras gallegas, capaces de dar un toque artístico a un material de construcción tan gallego como el granito.

El Peine del Viento, en San Sebastián

peine-viento

El Peine del Viento es una de las obras más conocidas del escultor Eduardo Chillida, situado al final de la playa de Ondarreta, en el extremo oeste de San Sebastián. Fue instalada en este lugar en 1977, en colaboración con el arquitecto Luis Peña Ganchegui, que fue el encargado de diseñar el entorno.

Consiste en un conjunto de esculturas formado por terrazas de granito de color rosa y tres piezas de acero aferradas a las rocas que resisten a los continuos ataques del mar. Además, a través de un sistema de tubos, el aire impulsado por las olas sale a la superficie por unos orificios emitiendo un sonido muy particular. Los días de gran oleaje, el espectáculo es todavía más sorprendente, pues ese sonido va acompañado de agua pulverizada.

Francisco Asorey

francisco-asorey

En el año 1925, los Franciscanos y las Terceras Órdenes y Juventudes Antonianas emprenden la labor de conmemorar la celebración del VII centenario de la muerte de San Francisco, y deciden levantar un monumento al Santo, encomendado a Francisco Asorey.

Asorey dice de su proyecto » A San Francisco debe erigírsele un monumento franciscano. Ni bronces, ni aplicaciones metálicas, ni siquiera mármoles, Esta riqueza de material desdice del ideal franciscano. Todo de granito. Esto es muy franciscano. La riqueza y vistosidad debemos gastarla en el trazado y ejecución de la obra. En la piedra podemos grabar ideas que materias, más finas quizás, jamás despiertan en el espectador».

El monumento final mide 12 metros de altura y 4,10 metros en cada lado del basamento. Su base es una plataforma cuadrada de granito en la que Asorey plasma la fecha de inauguración y su firma. A partir de aquí el granito se conforma en bloques sin labra, a modo de dólmenes, haciendo alusión a la Galicia intemporal.

Puerta del Atlántico, en Vigo

puerta-atlantico

La Puerta del Atlántico es un monumento obra del artista puenteareano Silverio Rivas de 1990 situado en el barrio de las Traviesas de la ciudad de Vigo.

Se compone de tres elementos que proceden de un mismo bloque de granito rosa de Porriño. Las piezas fueron diseñadas, cortadas y tratadas en una cantera del mismo lugar.

La parte principal es una gran puerta de 14 metros de altura y 427 toneladas que se encuentra en un gran hueco circular en el medio de la plaza de América. La segunda parte es un bloque situado en el comienzo de la Gran Vía cuya forma representa un arado, y la última un bloque cuneiforme al principio de la avenida de Castelao.

Monumento a John F. Kennedy, en Dallas

monumento-kennedy

En 1965, el escultor vasco Eduardo Chillida recibe el encargo de construir un monumento en memoria del asesinado presidente de EE UU, John F. Kennedy, que sería instalado en la ciudad de Dallas, donde recibió los impactos de un rifle calibre 22.

El escultor estuvo acompañado por J.G. Araujo, que le enseñó todas las canteras para elegir las cinco grandes piezas que constituirían el monumento, la mayor de la cuales pesaba más de 50 toneladas. Dichas piezas, una vez elaboradas, fueron enviadas en transportes especiales hasta el puerto de Vigo desde donde partieron hacia Estados Unidos.

“Siglo XX”, en Abiego

minaria-ruckriem

Correspondiente a la corriente del Land-Art (Arte y Naturaleza) encontramos la obra «Siglo XX» del escultor alemán Ulrich Rückriem, montada en 1995.

La obra se encuentra a poco más de un kilómetro del municipio de Abiego, en la provincia de Huesca, y está compuesta de veinte grandes moles de granito rosa de Porriño, montadas sin un orden determinado, pero en un gran equilibrio con el entorno.

El programa Arte y Naturaleza, desarrollado por la Diputación de Huesca, es el responsable de esta peculiar presencia en medio de la nada, que adquiere sentido al contemplar el perfil del granito recortado sobre la sierra de Guara.

Monumento a Rosalía de Castro, en Vigo

monumento-rosalia-vigo

En 1955, el escultor Armando Martínez inaugura esta creación, situada en la confluencia de las calles Rosalía de Castro y República Argentina, en Vigo.

La obra es un grupo plástico con la escritora gallega rodeada de sus hijos a los que lee un libro. La escultura salió de un bloque de granito de Porriño de 4,20 metros de altura y se levanta sobre un pedestal en medio de un estanque circular.

Monumento a los fusilados, en A Coruña

monumento-fusilados

El monumento a los fusilados en la Guerra Civil, obra del escultor Isaac Díaz Pardo, forma parte del Parque Escultórico de la Torre de Hércules, en A Coruña.

Se trata de un museo al aire libre que se extiende por la península de la Torre, Punta Herminia, O Acoroado y el Cabal de Pradeira, a lo largo de 47 hectáreas. Las esculturas se distribuyen en el espacio verde que rodea la Torre, en un juego de perspectivas muy evocador y en diálogo con el propio monumento.

La obra de Díaz Pardo rinde tributo a las víctimas de la Guerra Civil. En este mismo lugar fueron fusilados políticos, artistas e intelectuales.