Minería sostenible de litio: clave para la cadena de valor europea

2022-06-23T11:32:48+02:0023/06/2022|

La minería sostenible de litio o, lo que es lo mismo, la explotación de los recursos de este mineral metálico de manera responsable, es la salvaguarda para la cadena de valor de la industria europea ligada al objetivo de la transición verde.

¿Por qué el litio es tan importante? También conocido como el nuevo ‘oro blanco’ por su característico color, es una materia prima esencial para la elaboración de las baterías de litio o ion litio que portan los vehículos eléctricos y otros productos electrónicos como los smartphones, ordenadores y acumuladores de energía eólica y solar, entre otros.

mineria-sostenible-lithium-bmw

El litio es un mineral extremadamente ligero, con una excelente conductividad eléctrica y térmica, que está presente en el subsuelo. En muchos casos, su explotación y disponibilidad más sencilla son los salares y salmueras. El más famoso y conocido por ser una gran reserva es el desierto de Uyuni en Bolivia; aunque este tipo de producción se da también en Chile y China. En otros casos, como en Australia, el litio está presente en minas de roca dura.

La demanda creciente actual y a futuro de litio ha incrementado las exploraciones en la búsqueda de yacimientos aún no explotados. Sobre todo, en zonas del mundo como Europa, en el que el mineral está presente y garantizaría independencia a la industria atendiendo a la fuerte demanda que se prevé durante los próximos años ligada a la descarbonización de la economía, como así lo revelan organizaciones como el FMI o la OCDE.

España es uno de los países europeos en los que se sabe a ciencia cierta que el litio dispone de vetas susceptibles de producción, sobre todo, en Galicia, Castilla y León y Extremadura.

Litio, entre las materias primas críticas para Europa

“El acceso a los recursos es una cuestión de seguridad estratégica para la ambición de Europa de sacar adelante el Pacto Verde”, dice la Comisión Europea en su informe trianual sobre las materias primas críticas para la economía de la Unión. Todas ellas presentan una característica, esto es, un alto riesgo de suministro debido a la dependencia del exterior. Es el caso del litio. De hecho, junto a la bauxita (fundamental para el aluminio), el titanio y el estroncio, se incorporaba en 2020 a la lista de materias primas estratégicas consideradas por la institución ejecutiva europea.

Esto demuestra que el litio se ha convertido en un elemento clave en la sostenibilidad del sistema, sobre todo relacionado con el objetivo Cero Emisiones a 2050. No hay que perder de vista que los principales países productores se encuentran fuera y muy lejos de las fronteras europeas: Australia, China, Chile, Argentina y Bolivia.

Europa se ha propuesto desarrollar al completo una cadena de valor de determinados productos fundamentales para la transición verde, como es el caso de la producción de baterías para vehículos eléctricos y la infraestructura productiva para el almacenamiento de producción energética de origen sostenible.

Una decisión a la que ha contribuido la crisis del coronavirus que afectó profundamente al transporte mundial, provocando una paralización de muchas industrias que todavía, a día de hoy, no se ha recuperado en su totalidad. Esta apuesta mejorará, apunta la Comisión en su informe, la resiliencia de la economía europea ante futuras crisis, alguna de ellas, incluso, derivada de la escasez de materias primas en manos de otros países productores o de los altos precios atiendo a su fuerte demanda.

La presencia de litio en España en yacimientos por explotar

En España existen actualmente 12 plantas de producción de automóviles, indica la OICA –International Organization of Motor Vehicle Manufacturers- y una gran industria de componentes a su alrededor. De hecho, nuestro país se encuentra en el top 10 de los mayores fabricantes mundiales y se prepara ya para la producción en masa de vehículos eléctricos.

¿Qué las puede hacer más productivas y competitivas? Contar lo más cerca posible con las plantas de componentes necesarios para poder fabricar y ensamblar ahorrando costes de transporte y futuros problemas de suministro. Aquí es donde entran en juego las baterías, corazón de la movilidad eléctrica, y el litio, materia prima básica para producirlas.

El Instituto Geológico y Minero de España considera que el potencial del litio en nuestro país está fuera de toda duda. Las exploraciones realizadas ubican este mineral metálico en zonas de Extremadura, Castilla y León (en Salamanca se explotó hasta 2011) y Galicia. De hecho, el primer proyecto minero en activo en la última década en territorio nacional podría ser el de Las Navas, en la localidad extremeña de Cañaveral. Lithium Iberia presentaba el pasado mes de octubre el proyecto de explotación, el plan de restauración y el documento ambiental ante las autoridades extremeñas. El objetivo es que, tras su estudio y aprobación en 2022, estuviese en funcionamiento en 2023. Esta explotación minera llevaría aparejada una fábrica de cátodos y ésta, a su vez, una factoría de celdas o de baterías que podría ubicarse en la misma comunidad autónoma.

mineria-sostenible-litio-fabrica

Y podría convertirse en la primera, que no la última. Y es que la pugna por la fábrica de baterías ha dejado de ser una carrera de fondo, como semejaba hace 10 años, para pasar a ser una prueba de velocidad. Hace exactamente una década, Galicia estuvo a punto de lograr la primera planta de fabricación de baterías de litio en Europa. Y hoy vuelve a la arena con mayor solidez. ¿Por qué? El yacimiento portugués de Covas do Barroso, en la frontera con Ourense, sería la posible explotación de suministro.

Podría haber más, en concreto, en la misma zona, pero ya ubicada en Galicia ya que la estructura del suelo y de los minerales es exactamente igual. ¿Puede perder la comunidad autónoma una oportunidad como esta? Abastecer a la planta de automóviles de Stellantis (fusión PSA Peugeot y Opel) en Vigo, suministrar al sector de componentes y crear una potente industria alrededor del almacenamiento de energía suena a futuro.

El futuro: minería sostenible de litio

Un futuro que no puede entenderse sin la minería, ya que los sistemas de economía circular relativos a la recuperación de las baterías de litio y sus componentes no están lo suficientemente desarrollados por el momento y no resultan, hasta el momento, suficientemente rentables.

Por ello, los gobiernos centrales y autonómicos, así como las empresas impulsoras, apuestan por una minería sostenible, adaptada a los nuevos tiempos. Por un lado, esta minería del litio tiene que asegurar, como ya está ocurriendo con la explotación de otros minerales, una actividad que reduzca al máximo las emisiones de CO2 a la atmósfera, siguiendo los principios de descarbonización suscritos en la COP 26 y el compromiso de la Unión Europea.

Y, por otro lado, respete y contribuya al desarrollo de las comunidades que albergan este mineral, no sólo generando puestos de trabajo, mayor desarrollo económico y social, sino también respetando las normas medioambientales y modificando y actualizando sus procedimientos por el bien común.

Porque la minería del litio en Europa y su cadena de valor será sostenible o no será.